Viñuales con La Fundación Cione Ruta de la Luz

Imagina por un momento no ver con claridad el rostro de tus padres, no poder leer el periódico o el temario de un examen y, además, tener un dolor constante e insoportable de cabeza. Bien, estos son solo algunos de los casos que viven multitud de personas que no pueden disfrutar de una salud visual digna por no tener los recursos económicos necesarios.

Ante esta injusta situación, La Fundación Cione Ruta de la Luz, promovida por Cione Grupo de ópticas lleva desde 2015 realizando proyectos de ayuda humanitaria a nivel nacional en el campo de la salud visual. En ellos, el objetivo es revisar la vista de niños, niñas y adultos en riesgo de exclusión social con el apoyo de organizaciones locales para poder dotar a estos colectivos de una visión digna. Desde sus inicios, ya han conseguido ayudar a 3.000 personas.

Esta última acción solidaria de El proyecto Ver para Crecer de la Fundación Ruta de la Luz ha sido su trigésima cuarta campaña en España. El lugar elegido fue Zaragoza, siendo la segunda vez que se realizaba una cita de estas características en la ciudad y Viñuales Centro Óptico tuvo el honor de colaborar ya que formamos parte del Grupo Cione.

En esta nueva cita, más de cien personas acudieron el pasado 30 de octubre a las instalaciones de la Fundación Tranvía para lograr, por fin, tener una nueva mirada. Los beneficiarios fueron seleccionados previamente por las trabajadoras sociales con las que cuenta esta fundación.

En cuanto al desarrollo de la cita, todos los ópticos que participaron eran voluntarios. Cada uno de los presentes teníamos distintos roles y entre todos atendimos a multitud de familias. Algunos de los profesionales graduaron la vista, mientras, nuestra colaboradora de la Ruta de la Luz, Nuria Fuentes, se encargó de elegir la montura para cada persona en función de la edad, forma de la cara, gustos…

Tras todo el proceso de graduación y de selección de monturas, se llevaron las graduaciones junto con las gafas con sus nombres y apellidos a talleres solidarios. Es decir, ópticas que se ofrecen para montar las gafas y entregárselas finalmente a sus dueños en aproximadamente un mes.

Este tipo de acciones tienen lugar gracias a varios participantes. En esta ocasión, Vision For Life de la compañía Essilor fue la encargada de poner todo el material para la graduación, así como las lentes. Mientras, La Fundación Cione Ruta de la Luz se encargó de ceder las monturas. Además, también fue muy importante la colaboración de los voluntarios, del programa Caixa- Proinfancia y de la Fundación el Tranvía de Zaragoza que pusieron su granito de arena. Entre todos, mediante estas citas solidarias, conseguimos cambiar la vida de miles de personas.

Por desgracia, son muchas las personas que padecen los problemas derivados de la mala visión. Por ejemplo, la imposibilidad de realizar sin dificultades las tareas del día a día, el fracaso escolar, o la problemática de conseguir empleo. Es por ello, que, todo nuestro equipo se siente orgulloso de formar parte de la Ruta de la Luz para intentar compensar esta injusta situación. Si tu también quieres colaborar, puedes hacerlo siendo socio de la fundación.

Entre todos podemos devolver miles de miradas.