Utilizar unas gafas de sol inadecuadas puede repercutir negativamente en la vista y provocar a largo plazo la aparición de enfermedades oculares, como puede ser ceguera o cataratas. Los ojos han de estar protegidos durante todo el año, independientemente de la actividad a desarrollar, ya sea practicando ejercicio o conduciendo.

En verano, los rayos solares inciden con más fuerza y su impacto sobre el rostro es mayor, además, producen destellos, lo que puede afectar la visibilidad, de ahí que sea extremadamente importante contar con las mejores gafas de sol para conducir.

Consejos a seguir a la hora de buscar las mejores gafas

Lo cierto es que no todas las gafas valen para conducir, de hecho, aunque las gafas escogidas cumplan con los controles de calidad que exige la Unión Europea y lleven el símbolo UE, puede que no sean las más adecuadas para proteger tus ojos mientras conduces.

Lo primero que hay que exigir es calidad. Han de proteger tus ojos de manera efectiva contra los efectos del sol. Busca las siglas CE, pero, además cerciórate del número de filtro que viene reflejado en su certificación y asegúrate de que sea el número 3. Este tipo de filtro es el indicado para la conducción, tanto en zona de playa como en alta montaña.

En contraposición, resulta aconsejable llevar el filtro 2 en época de otoño e invierno, mientras que el 4 sirve para una luminosidad extrema, en ningún caso para conducir.

Gafas Calvin Klein

Actualmente, hay gafas de sol de todos los colores, pero las gafas polarizadas de color gris son perfectas para conducir. los cristales polarizados tienden a minimizar los deslumbramientos, eliminar brillos y brindan un mejor contraste. Tanto igual sucede con los cristales grises al alterar en menor medida los colores procedentes del entorno. De esa manera, se distinguirán de forma correcta los colores procedentes de elementos tan importantes como señales de tráfico, semáforos, etcétera.

gafas chloe

Especial mención tienen los cristales vario drive de SERENGETI, que son polarizados, fotocromáticos, amplifican los contrastes y definición además de minimizar la fatiga visual.

Estas gafas han de poseer una montura ergonómica y ser lo suficientemente ligeras como para adaptarse al rostro y facilitar al máximo la conducción, sin necesidad de ir colocándolas de manera recurrente. También es importante que la montura sea algo curvada para cubrir los laterales y que los reflejos no los atraviesen.

¿Por qué no son seguras las gafas más económicas?

Cada temporada salen al mercado nuevas gafas de sol en tendencia. Muchos de estos modelos se venden en tiendas low cost muy conocidas y todos ellos suelen contar con el distintivo CE. Sin embargo, su precio reducido guarda relación con la durabilidad imprecisa de la calidad de la lente y de los filtros solares. Además, la mayoría de estas gafas no permiten cambiar los cristales cuando sufren algún daño.